jueves, enero 18, 2007

Con olor a despedida

Con lágrimas en msn, hablando con una increible mujer que por desgracia deje ir, me doy cuenta de que aún retengo aquella tarde en que deje todo, para seguir otra cosa, y lo deje, un corazón desolado, lo cambie por uno que rápidamente se llenaria de alegrías y cicatrices.



Y ahora me encuentro triste, con la capacidad de detener mi vuelo, andar sola, de nuevo una NN, sintiendo una ausencia que hubiera sido amor, un abrir y cerrar de ojos, donde todo se te acaba cuando los abres, un tiempo que no es el tuyo, una vida que no está agusto con el trato que le das, un corazón que se fue a Australia, y otro que quedó aquí en Bogotá solo, con tu cicatriz - porque si dejaste una cicatriz mujer -.



Odio las despedidas, odio ese instante de nuestras vidas que nos tocó despedirnos cuando todo comenzaba, cuando sentía cosas por tí, cuando te lloraba por otras cicatrices, cuando te hablaba de amor, y me decías que tu también querías amar así.... Pinkcosa, yo te hubiera amado de esa manera si no te hubieras ido del país, si tu vida se hubiera quedado junto a la mía, si los sentimientos - que ya nos pertenecían - hubieran sido más fuertes que todo ese viaje que ya tenías preparado antes de conocerme.

Agradezco la oportunidad que tuve de conocerte, de mirar esa sonrisa, esos ojos, esa dulzura de tus palabras, ese no se qué en no se dónde que siempre me decías que tenías, y yo me la pasaba buscando, y lo supe, supe cual era tu no se qué.... Eras TODA TU, porque eres una niña increíble, con una capacidad de sentir que yo misma quedé asombrada.


Agradezco todo eso, y hoy, imploro a todo lo que me pueda ayudar que te quiero de vuelta, y que quiero que seas mi novia!



(A petición tuya, no fui al aeropuerto "las despedidas me vuelven mierda" me dijiste, y yo que lo único que quiero es que te encuentres bien, decidí no ir y no raptarte de tu vuelo)

3 comentarios:

Amorexia dijo...

Niña, las huellas de las despedidas se quedan en el alma, pero eres valiente y amas de verdad, por que dejar ir es la mayor muestra de amor que se puede dar.
Un abrazo a la distancia. Has vivido una amorexia sin duda, puedes ir a dejarla en mi hora mas oscura cuando gustes, hay un post ultimo lego de el que comentaste, que quizás te levante el ánimo.

Afrodita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
blanch dijo...

ay nooooooooooooou! a mi no me gustan ni las despedidas ni los adioses, los odio los odio los odio, te dejan simpre un vacío en el corazón...

animo, besos y sonrisas cachetonas niña!