viernes, noviembre 28, 2008

Tengo los ojos cansados y la mente en otro lado, ando buscando las cenizas de aquellos momentos de extraña timidez que tu cuerpo me producía, aquellos latidos que aumentaban a tu encuentro, y esos pocos minutos en los que mi cuerpo sentía la necesidad de acicalarse…

Hoy por primera vez me di cuenta del tiempo que había pasado desde que te miré inesperadamente en mi camino, y quise seguirte, pero mis razones y las de otros eran más fuertes que mis instintos, y te dejé ir… aun desconocías lo que extrañamente yo sospechaba (“como dos extraños”)

Y diferente a Santa lucía, la segunda vez pensé “se ha equivocado”… Para sorpresa de todos, hoy respiro feliz a tu lado!

4 comentarios:

Dragonfly dijo...

Hey... que lindo.

Te dejó mi messenger, por si quieres hablar.

kc_solano@hotmail.com

Matilde dijo...

me sorprendes gratamente.

Leo lo anterior y me atrae como nunca.
Veo mucha sincronía,
y algo de mí entre tus líneas.

Aquí estaré entonces



besos

● Parafinada ● dijo...

me encanta como escribis

Gise dijo...

Precioso...siento especiales a estas palabras, hasta podría haberlas escrito yo!

Saludos, un gran abrazo.-