viernes, mayo 22, 2009

REflexión

Hoy iba caminando, calculando la hora que debía tener tu reloj, y mientras le sumaba 16 horas a mi hora alcancé a ver un edificio nuevo a unas 20 cuadras que no reconocí, y como no quería darle paso a los pensamientos de las últimas 2 horas, preferí seguir caminando, esquivando risas idiotas, y uno que otro borracho que levantaba su mirada para toparse con la mía, "no puede probar más que mi antipatía" - pensé -. Y llegué hasta aquel edificio que 20 cuadras antes no se veía tan grande, estaba frente a él, y tuve que levantar mi cabeza para poderlo ver completamente, y llegué a la conclusión que cuando estás a 20 cuadras de las cosas no puedes verlas como realmente son, pero si llegas al punto exacto donde están frente a ti, te das cuenta de lo grandes que son…

La distancia de las dos es muy grande por ahora >_<
Y debo reconocerlo, te extraño y odio tener que levantar la cabeza para ver edificios!

3 comentarios:

Linknas dijo...

por fortuna la levantas, otros lo evitarian!

Dragonfly dijo...

Linda... muchas gracias por tu comentario en mi blog con respecto a mi mami y yo....

Por otra parte, estoy muy de acuerdo con Linknas, tu, levantas tu vista y afrontas la realidad... muchos otros son tarn cobardes que no se permiten hhacer eso.

Besos ;)

Clementine dijo...

me encantó