jueves, junio 05, 2008

Iba caminando por la estación, sintió que su celular vibraba en el bolsillo derecho de su pantalón, lo sacó de ahí y miró quién era... Sonrió al ver aquel nombre, y en seguida - sin pensarlo dos veces - giró su cabeza hacia la derecha, ahí su mirada se encontró con la ella

Iba caminando, ella le seguía el paso afuera de la estación, en la acera del frente, se miraban con deseo, la desnudaba sin ni siquiera quitarle la ropa, los pasos se hacían más largos, la espera cada vez más corta, no escuchaban voces, ni los gritos de una ciudad que a las 7 de la noche está más congestionada y estancada que nunca, esas sonrisas llenas de picardía unidas al intenso revoloteo de unas mariposas y al hambre de unas manos que simplemente quieren alimentarse de lo que caiga...


Salió de la estación, y pronto la espera se esfumó, ya no había espera, ya no estaba ella. Solo vió unas cuantas mariposas pasar por su lado, como burlándose de ella...

9 comentarios:

Eyes dijo...

Me ha gustado tu blog, vendre a verte en otras ocasiones.
Un saludo

Afrodita dijo...

ay señorita Mistress, me acabo de enamorar nuevamente de un post tuyo, me encanta, esta muy bonito, pero es triste al final, tiene un cambio que no me esperaba y sin embargo es hermoso tambien... besitos señorita BONITA!!!

te quiero mucho mucho mucho

Afrodita dijo...

además me sentí como en la espera, como describes la atmósfera, las sensaciones -ni los gritos de una ciudad que a las 7 de la noche está más congestionada y estancada que nunca -
simplemente hermoso muy hermoso

Gise dijo...

Me imaginé cada parte de la situación...
Es raro sentir mariposas, acabo de descubrir incluso que pueden burlarse de nosotros esas bellas criaturas de la naturaleza.

Desnudarse con la mirada, que misterio que es... misterio más que interesante.

Gracias por tu visita en mi humilde espacio.

Abrazo.-

Dragonfly dijo...

Pero como fue que se escapo.... Que mal.

Besos ;)

Anónimo dijo...

Ahii que bonita la morsa hijuemichica, esas inspiraciones de donde vendran?
Anyway saludos al pinguino de mi parte.

ciao, besitos.
liss

Clementine dijo...

yo tambien me imagine la situacion, ahi en el portal de la 170 estallado de gente a las 7 de la noche jeje

Andreinha dijo...

je, me sentí identificada... me ocurre con frecuencia con el amor de mis amores y también al final terminamos comiéndonos la espera con un gran beso, un caluroso y extenso abrazo acompañado de una sonrisota al final... que termina con una cogida de la mano + una echada de rulo tremenda por parte y parte que se camufla después en una formal cogida de gancho con la que andamos por toda la ciudad como Tola y Maruja casi...

saludos, te leo desde hace mucho en silencio por cobardía, y desde la distancia también de hecho porque sé quién eres y te veo con frecuencia en la universidad... y creo, no sé si me reconozcas, que tú también me ves por allá y en una que otra fiesta..

soy una asidua lectora de tu blog, me parece extremadamente dulce, además admiro considerablemente las metáforas que sutilmente tejes; con mucha frecuencia me siento identificada...

gracias por pasarte el otro día por mi blog, la verdad me sorprendió;... eres cálidamente bienvenida allá,


A.B.

Ese que llamaban Amorexia. dijo...

Eso si fue un desinflonazo!